logo

Copyright ©2018 Centro De Ojos Banfield.

Disfrutar de un eclipse sin riesgos

Se sabe que este martes podremos presenciar en distintos lugares de nuestro país un raro fenómeno astronómico: un eclipse solar total, que ocurre cuando la Luna se interpone entre la Tierra y el Sol. Al disminuir la luz visible, será posible para nosotros mirar directamente al sol por un tiempo prolongado, pero hacerlo puede provocar graves daños a nuestros ojos.

El cristalino, el lente natural del ojo, actúa como una lupa: si es atravesado en forma directa por la luz del sol, puede provocar una lesión justo en la mácula, que se encarga de la visión central. Este daño es irreversible e implica un perjuicio en la capacidad de lectura y discernimiento de los pequeños detalles.

Ante la llegada inminente del eclipse, es muy importante tener en cuenta algunas recomendaciones para poder observarlo sin riesgo de lesiones oculares permanentes.

eclipse

La manera más segura de observar el eclipse solar es a través de las transmisiones en vivo por televisión o internet. Sin embargo, si se lo quiere ver en forma directa, una buena idea es comprar los cristales que se utilizan para las máscaras de soldar -número 14-, que protegen adecuadamente de la radiación. Pueden adquirirse en una ferretería. No se debe utilizar un vidrio de grado menor, ya que no otorga la seguridad suficiente.

Si se van a usar lentes, estos deben tener un filtro adecuado (no usar anteojos de sol tradicionales): si cumplen con la norma, contarán con la etiqueta ISO 12312-2. Este filtro no solo reduce la luz visible a niveles cómodos y seguros, sino que bloquea la radiación solar infrarroja y ultravioleta. Los anteojos de sol adquiridos en comercios informales NO son seguros.

También es posible observarlo en forma segura a través de una cámara estenopeica: una suerte de proyector que puede construirse en casa utilizando un tubo de cartón, un pedazo de aluminio, cinta adhesiva y papel de calcar.

Es importante supervisar a los niños para que utilicen la protección necesaria a la hora de mirar el eclipse.

Las láminas de radiografías, los espejos, los anteojos de sol regulares, los binoculares, cámaras o telescopios sin protección no sirven para proteger al ojo de la radiación solar durante un eclipse.