logo

Copyright ©2018 Centro De Ojos Banfield.

Una advertencia para estas fiestas

¿Sabía que durante las fiestas aumenta el número de lesiones oculares?

Las fiestas en Buenos Aires significan, para muchos, un espectáculo de luces y sonido para celebrar. Para otros, sin embargo, el show es una fuente constante de preocupaciones. Hoy sabemos de los peligros de la pirotecnia, que perjudican especialmente a niños, personas con autismo o hipersensibilidad auditiva, ancianos y animales, pero estos no son los únicos afectados. Todos los años, más de 400 personas llegan a las guardias de la Provincia heridas por el uso de pirotecnia o corchos disparados en la dirección equivocada; muchos de ellos por lesiones oculares, que incluyen abrasiones, quemaduras, laceraciones, daños al nervio óptico, desprendimiento de retina e incluso ruptura del globo ocular. Un número significativo de estos casos termina en ceguera.

El Dr. Philip R. Rizzuto, de la Academia Americana de Oftalmología, recuerda que las luces de bengala pueden quemar a una temperatura 1000 grados mayor que el punto de ebullición del agua. "Por esta razón, los fuegos artificiales no deben considerarse como juguetes, sino como dispositivos que pueden causar quemaduras de tercer grado”, explica. “La gente debe estar alerta y tomar precauciones para evitar un riesgo de lesiones graves en los ojos".

Por estas razones el Centro de Ojos Banfield insiste en suspender el uso de pirotecnia, sobre todo recordando que sus peligros trascienden a quienes deciden utilizarla: casi la mitad de las personas lesionadas por fuegos artificiales no son quienes manejan los explosivos, sino meros espectadores -muchos de ellos, niños.

ojo seco


Sin embargo, si los fuegos artificiales forman necesariamente parte de su festejo, es muy importante que tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

• Evite que los niños manipulen la pirotecnia, incluso luces de bengala o “estrellitas”
• Compre solamente productos que estén autorizados por RENAR
• Si utiliza pirotecnia, debe ser manejada únicamente por adultos con protección ocular y ropa no inflamable
• No apuntar nunca a otras personas u hogares
• Lea y respete las indicaciones de uso de cada elemento
• Si uno no explota, jamás debe tocarse. Apáguelo con abundante agua y manténgase lejos
• Evite encender petardos con mechas cortas (un centímetro o menos), ya que no dan tiempo a quien los enciende de alejarse lo suficiente

Una buena idea es asistir a un espectáculo profesional público de fuegos artificiales en lugar de comprarlos para uso doméstico.

Recuerde también extremar los cuidados al destapar bebidas espumantes y usar utensilios adecuados, realizar el descorche sin apuntar a nadie y evitar que el corcho salga despedido.

Si de todas formas una lesión ocular ocurre, es importante que:

• Busque atención médica en forma inmediata
• No se frote los ojos
• No aplique presión
• No retire los objetos que están atrapados en el ojo. Aconsejamos cerrar el ojo y ocluirlo con gasa y cinta adhesiva
• No aplique lociones, cremas, ungüentos, hielo, etc.
• Lave el ojo con abundante agua fría -asegúrese de que sus manos estén limpias

Recomendamos que identifique el servicio de guardia oftalmológica más cercano antes de iniciar los festejos. ¡Felices fiestas!