logo

Copyright ©2018 Centro De Ojos Banfield.

6 CONSEJOS PARA CUIDAR SUS OJOS EN VERANO

Ya en plena temporada estival y pasando cada vez más tiempo expuestos al sol, es importante tener presente que no solo debemos proteger nuestra piel. Los ojos son especialmente susceptibles al daño que puede provocar la radiación ultravioleta; sin la protección adecuada, el sol puede provocar trastornos como la queratitis, y aumentar el riesgo de cataratas o maculopatías.

Por eso, el Centro de Ojos Banfield comparte algunas recomendaciones para mantener los ojos sanos durante las vacaciones (y siempre):

Anteojos de sol: no cualquiera
El sombrero y los anteojos de sol no deben ser solo un accesorio: se estima que el uso combinado de ambos reduce hasta en un 90% la incidencia de la radiación sobre los ojos.
A la hora de comprar, sin embargo, debemos tener en cuenta que los anteojos de venta ambulante no sólo no protegen los ojos, sino que pueden comprometer seriamente nuestra salud visual. Al ser oscuros pero carecer de filtro UV, estos anteojos crean un efecto de cámara oscura que dilata la pupila y facilita la entrada de la radiación. Por eso, aunque no tengamos requerimientos visuales especiales, debemos adquirir los anteojos de sol en ópticas, que cuentan con los filtros UV necesarios para nuestra protección.

ojo seco

Proteger a los niños
El buen cuidado de los ojos desde la infancia puede prevenir patologías visuales graves en el futuro.
Los rayos UV son dañinos para todos, pero especialmente para los niños: al no estar aún completamente desarrollados, los ojos infantiles son más susceptibles a los perjuicios que puede provocar el sol. Contradictoriamente, hasta un 98% de los niños nunca usa anteojos de sol. Protejamos a los pequeños aún con más empeño.

Mantener la superficie ocular hidratada
La sal del mar, el calor o el aire acondicionado pueden resecar nuestros ojos, propiciando el desarrollo del síndrome de ojo seco. Es importante no abusar del aire acondicionado y, si es necesario, usar lágrimas artificiales para refrescar y calmar los ojos. Esto los mantendrá sanos y resistentes.

ojo seco

Especial cuidado
Debido a que los rayos UV son filtrados en parte por la atmósfera, la radiación aumenta con la altura, y también con la cercanía al Ecuador.
La nieve refleja cerca de un 80% de la luz solar, mientras que la arena refleja entre un 10% y un 25%, y el agua un 20%.
Los ojos claros son más sensibles a la radiación solar.
Los rayos del sol son más fuertes entre las 10 a.m. y las 2 p.m.
En estos casos es mejor evitar la exposición en lo posible, o protegerse especialmente usando sombrero y lentes con el filtro adecuado.

Jamás mirar al sol
Es común que de niños nos desafiemos a ver si resistimos mirar al sol directamente. Esto es algo que no debemos hacer nunca, ni permitir que los pequeños lo hagan, ya que puede producir daños irreversibles en la mácula (la parte del ojo que nos permite ver con precisión).

ojo seco

Los rayos UV no están solo en la playa
Si bien el riesgo puede aumentar en lugares de veraneo, también está más que presente en otros lugares al aire libre, como centros de esquí o cerca de cuerpos de agua reflectantes. Por precaución (y comodidad), es mejor llevar los anteojos de sol con nosotros donde quiera que vayamos.